¿Cómo utilizar una Bomba de vacío o de erección?

0 comentarios

Hoy hablaremos de las funciones de las bombas de vacío o de erección.

 

 

Es un mito que las bombas de erección alarguen el pene mágicamente, si es verdad que durante las próximas horas despues de su utilización el alargamiento y ensanchamiento del pene es bastante notable después de su uso ya que concentra la sangre en él, pero luego esta sangre se vuelve a distribuir por todo el cuerpo y vuelve a su tamaño normal. Lo que sí es funcional y cierto es que mediante los ejercicios correpondientes junto a nuestra bomba de vacío sacaremos los centímetros naturales de nuestro pene al exterior que al fin y al cabo es lo que todos buscamos. Los hombres a partir de los 25 años se le vuelve el pene retráctil (una media entre 3 y 8cm), es esto lo que las bombas de vacío o erección verdaderamente sacan a relucir.

Aparte, hoy en día dado que se ha comprobado su funcionalidad, los especialistas en urología están empezando a recetarlas ya sea para corregir desviaciones, para estimular la próstata o para fortalecer la musculatura del pene y así darnos más control y potencia de erección.

Hay que tener en cuenta que esto más que de un uso se podría decir que es un tratamiento, con un solo uso de la bomba de erección no vas a ver resultado alguno, es decir, tienes que seguir un patrón de entrenamiento entre 3 a 4 veces por semana para que a la larga puedas ver los resultados. Recordad que el descanso es muy importante y no utilizar diariamente, debemos tener un día de descanso por entrenamiento.

Al igual que NUNCA utilizar las bombas de erección sin haber aplicado lubricación en el pene previamente, ya que la función de vacío creará microrroturas en la piel y quedarán unos hematomas en nuestro miembro viril. Ya sea con lubricantes o cremas o geles especializadas en vasodilatación. Esto siempre hará más funcional el trabajo que estamos realizando, nos facilitará el ejercicio, así como el tiempo que estamos invirtiendo y el resultado final.

 

El ejercicio en sí es muy sencillo, una vez lubricado el pene, se introduce en la bombita, y retiramos el aire con la perita o gatillo si es manual, en caso de ser eléctrica, lo hará sola. No hay una presión estándar para todo el mundo, cada uno elige la presión que puede soportar. Mantenemos el vacío durante unos 5 minutitos y después soltamos la presión con la válvula de vacío, descansamos un minutito que podemos aprovechar para realizar ejercicios Jelqing para que la sangre fluya con normalidad en el pene.

Este ejercicio consiste el poner los dedos pulgar e índice de una mano en forma de ok al principio del pene en el tronco y con la otra mano poner los dedos en forma ok, apretar un poco y deslizar hasta el principio del glande y repetir esta acción durante ese minuto de descanso.

Después del minutito de descanso repetimos la acción, así en total tres veces, tres extracciones de aire de 5 minutos cada una y tres descansos de un minutito cada uno. Unas tres veces en semana durante aproximadamente unos 6-7 meses dependiendo de cada chico y el resultado que desee.

Una vez terminemos con nuestro entrenamiento, pasaremos a realizar un mantenimiento que consistirá en realizar el mismo ejercicio, pero una sola vez a la semana, ¡y así habremos llegado a nuestra meta!

 

 

ejercicios de jelqing